¡Dia de la familia!

La ley 1857 de 2017 modificó la ley 1361 de 2009 estableciendo como su objeto fortalecer y garantizar el desarrollo integral de la familia, como núcleo fundamental de la sociedad. Para tales efectos, atribuyo a los empleadores dos (2) obligaciones principales a saber:

I.) flexibilizar, discrecionalmente, el horario de trabajo cuando lo solicite el trabajador, señalando como excusa su deber de proteger y acompañar a su cónyuge (o compañera permanente), hijos menores, personas de la tercera edad de su grupo familiar hasta tercer grado de consanguinidad (bisabuelos, biznietos, tíos y sobrinos) y aquellos que se encuentren en discapacidad o bajo su dependencia

II.) conceder, obligatoriamente, una jornada laboral semestral (una vez al año) para que el trabajador comparta con su familia (art. 5ª, Ley 1361 de 2009).

El Ministerio del Trabajo, mediante concepto 08SE2017120300000027085, recordó que, para la primera obligación no es necesario que el trabajador pruebe la situación de protección y la relación filial de los miembros a su cargo, toda vez que, los contratos de trabajo se entienden celebrados bajo el principio de “buena fe” por lo que no se puede obligar al trabajador probar la situación de dependencia o “familiaridad” de las personas a su cargo. Brutal concepto, que claramente solo beneficia al trabajador, sin embargo, como esto resulta una interpretación del articulo 55 de Condigo Sustantivo del Trabajo, esto no significa que, como empleadores, no se pueda solicitar la constancia, toda vez que la solicitud no emana de la naturaleza de la relación laboral vigente, sino de una situación accidental del trabajador lo cual resulta susceptible de comprobación por parte del empleador en harás de proteger el principio de transparencia de las relaciones contractuales; concepto que justificará la solicitud de comprobación.

En el mismo concepto, señala el Ministerio que, existen tres (3) formas de cumplir con la concesión de la jornada semestral, así:

I.) Que el empleador disponga, bajo su criterio, el sitio y la forma de realización de la jordana para que el trabajador comparta con su familia (fiesta empresarial).

II.) Que el empleador junto con la Caja de Compensación familiar, practiquen la jornada familiar.

III.) Otorgarle una jornada remunerada, si no se logra practicar las dos opciones anteriores.

Respecto de la tercera opción, es menester resaltar que, la jornada debe compensarse lo que implica que, el trabajador esta debiendo al empleador una jornada de trabajo, la cual deberá compensar previo acuerdo con el mismo (procure que quede constancia escrita de como se compensará). Advertencia: ¡no se puede descontar del salario!, toda vez que la norma no contemplo esa opción.

Contenido Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *